Todos los bebés necesitan que se les estimule, así irán desarrollando las habilidades necesarias (agarre de un juguete, mantener su cuerpo en equilibrio, fijar su mirada en un punto…) para adquirir aprendizajes posteriores (caminar, comunicarse, razonar, leer y escribir, gestionar sus emociones…).